Iniciamos la ruta a través de la Santander monumental partiendo de los jardines de Pereda poblados de cedros magnolios y palmeras que abrigan en su seno los monumentos dedicados a los nombres ilustres de Cantabria.

Catedral de Santander (vista frontal)

Santander monumental

Iglesia de Santa Lucía

    Al atravesar estos bellos jardines nos encontramos con el Banco de Santander , símbolo de la importancia de la ciudad para el desarrollo de la banca en España.
Avanzando apenas unos pasos nos encontramos con la plaza de Pombo y la característica arquitectura de sus edificios, entre los que destaca el Real Club de Regatas. La iglesia neobarroca de Santa Lucía nos acerca hasta el edificio de Banesto, construido en 1902 que destaca por su profusión ornamental.

    La calle Hernán Cortés nos conduce hasta la Plaza Porticada, todo un símbolo de la ciudad. Acercándonos al mar encontramos el edificio regionalista de Correos y Telégrafos, construido en 1916 desde el que se puede partir en todas las direcciones. A continuación nos encontramos con el neoclásico Banco de España y el grupo escultórico conmemorativo de la reconstrucción de la ciudad tras el incendio de 1941 como precedente del importante conjunto monumental compuesto por la Iglesia del Cristo y la Catedral de Santander. Frente a esta importante obra arquitectónica se encuentra la Iglesia de la Compañía, ejemplo de templo jesuítico.
La comercial calle Juan de Herrera nos acerca al centro neurálgico de la ciudad donde está ubicado el Ayuntamiento de Santander construido en 1907, y cerca del cual se encuentran el Museo Municipal de Bellas Artes, que alberga muestras pictóricas de paisajístas cántabros, y la Casa-Museo y Biblioteca de Menéndez Pelayo. Desde aquí hasta Cuatro Caminos, podemos experimentar el ambiente del corazón comercial de la ciudad.

Monumento a Velarde en el Paseo de Pereda

Volver a la página principal
Solicitud de impresos
Correo electrónico
Mapa del web
 
Concejalía de Turismo
 
Inicio Concejalía de Turismo

 
 
 
 
Subir